Bötschenberg-News 2010

Fútbol: El jugador juvenil del HSV Jaime Arroyo Perez Rasilla volvió a México

 Conoce la ciudad de Veracruz en México? No, entonces tiene que ser presentada. La ciudad de Veracruz tiene 800.000 habitantes, se encuentra en México en la costa del Golfo de México y aproximádamente 450 km. al este de la Ciudad de México. A los habitantes de la ciudad se les llama “Jarochos”. Veracruz es la ciudad más antigua fundada por los españoles en el año 1519 en tierra mejicana, hoy es el puerto de importación más importante y grande del país, así como centro económico y de producción con una industria de alimentos y metales. Durante los meses de verano reina en Veracruz un clima caluroso y húmedo. Aquí nació y creció Jaime Arroyo Perez Rasilla en el año 1991. Sus padres trabajan en el sector de marketing y tienen mucho trabajo. Aquí Jaime se encuentra en casa.

Jaime tenía añoranzas, quería como su hermano antes, salir de Veracruz como alumno de intercambio en Alemania. Jaime y sus padres tomaron contacto con la organización “Youth For Understanding (YFU)” que asesora programas de intercambio cultural a nivel mundial, orientado a la formación de jóvenes y que facilita estancias en familias-huéspedes a escolares 15 a 18 años de edad. Aquí Jaime se sintió acogido, porque después de la primera toma de contacto con la familia Thomsen de Süpplingen se tomó la decision, de que iría por un año a Süpplingen y visitaría el instituto de Bötschenberg. A principios de agosto del 2009 llegó a Alemania. Un mes después su camino lo llevó a Helmstedt. Por falta de conocimientos del idioma aleman, tuvo que tomar un curso en la escuela de idiomas YFU.

Jaime que es llamado por todos,también en su patria, sólo con su apodo “Jimmy”, quería jugar en Alemania, cueste lo que cueste, al fútbol. Así fué como se unió al Sportverein Helmstedter. Al principio participaba en algunos entrenamientos del 1º equipo de varones. El entrenador José Salgurro no solo vió en Jaime su buena facultad para jugar, también podía refrescar sus conocimientos del idioma español en sus conversaciones con él. Los juveniles-A de la asociación se fijaron rápidamente en él. Jimmy entrenó tambien con ellos y se convirtió en jugador titular en el equipo de ligas de distrito de la JSG Helmstedt. Al principio Jimmy fué colocado como delantero porque es peligroso en el arco, tenía buen instinto y se encontraba en el sitio correcto a la hora de actuar. Después de varios partidos, su entrenador lo colocó en medio campo porque demostró buen entendimiento técnico, sin miedo y a pesar de no tener un gran tamaño, hacía buenos pases de cabeza con la pelota. Jugó una buena temporada y aportó de manera decisiva a que el equipo recibiera mención y la copa del condado. La copa recibida, se la regalaron sus camaradas como recuerdo de su exitosa temporada como jugador de futbol en Helmstedt.

La copa mundial de fútbol en Sudáfrica y la presencia de la selección nacional mejicana le ha interesado a Jimmy fuertemente. Naturalmente ha seguido todos los juegos de México y Alemania por televisión. Sintió, sin embargo, que su corazón latía intensamente por México. Mark Gundlach que pertenece a sus mejores amigos en Helmstedt contaba: Puedo recordar claramente el juego entre México y Francia que hemos visto juntos. En cada gol de su equipo mejicano salía jubiloso a la calle para que también los vecinos pudieran compartir su alegría. Estuvo orgulloso de sus compatriotas y su alegría fué mayor, cuando por lo menos Alemania pudo vengar la derrota de México contra Uruguay. Ha visto algunos partidos en el Juleumshof y en dos ocasiones ha ido a Hannover para experimentar allí los partidos de México con sus amigos mejicanos y celebrar junto con sus compatriotas. Hay incluso una imagen de él en el periódico, donde todos celebran los octavos de final de México. Con él he experimentado el entusiasmo sudamericano por el fútbol.

El que mejor puede describir a Jimmy es su entrenador Alaa Aldahir: - Sólo puedo decir cosas buenas sobre él. Es un tipo muy alegre, listo, simpático y sincero que ha entrenado siempre aplicadamente. A sus compañeros de equipo les ha caído muy bien y lo han encerrado en el corazón. La despedida de Jimmy será muy dura para todos nosotros. Me gustaría volver a verlo por Alemania. Si pudiera entonces jugar en los juveniles, lo readmitiría en todo momento en mi equipo. Lo hemos conocido como una persona fantástica, buen amigo y como futbolista enamorado de la pelota. Lo perderemos con su retorno a su patria, quizá no para siempre -.

En el jardín de la familia Thomsen debe haber habido mucho movimiento el miércoles por la tarde. El Dr. Martin Thomsen y su mujer Carina hicieron una invitación para la fiesta de despedida de Jaime, que vivió con ellos como estudiante de intercambio por un año. Y fueron muchos amigos y amigas del entorno más cercano, los compañeros de clase del instituto en Bötschenberg (GaBö) y los amigos de deporte de Helmstedt, todos juntos festejaron hasta la medianoche y después la siguieron hasta el alba en la Discoteca Number-One de Helmstedt. Una fiesta de despedida bonita, pero también triste. Hubieron regalos de despedida en abundancia, porque cada uno trajo algo para que los recuerden. Todos quisieron estar presentes, despedirse de su amigo Jimmy. Muchas lágrimas se derramaron esa tarde. La mujer de Thomsen y su hijo Benjamin se pusieron en camino a Francfort con Jimmy. Descansado subía entonces el viernes a las 10:40 am a una máquina de la Air-France en el aeropuerto de Francfort que lo llevaría, con una escala en París, directamente al centro de México a sus padres. En el aeropuerto de la capital mejicana sus padres y sus hermanos lo recibían con los brazos abiertos y radiantes de felicidad.

La sociedad deportiva de Helmstedt se alegra de haber tenido un jugador en los juveniles con tanto entusiasmo y por haberle brindado la oportunidad de hacer nuevas amistades y llevarse nuevos conocimientos ahora que ha llegado a su patria con bienestar. Helmstedt y sus compañeros de deporte lo conservarán en sus recuerdos. Quizá se vuelvan a ver algún día en el Bötschenberg, Jimmy sera siempre bienvenido.

Übersetzt von Rosa Möllerfeld, Wolfsburg

Drucken E-Mail